Club de ciclismo MTB+ROAD.
Rivas, Madrid, ESPAÑA
thinkbikerivas@gmail.com


23 nov. 2009

Juegos de niños

Y de niñas, por supuesto. Y no, no nos referimos a que la ruta del domingo fuera un juego de niños, que por otra parte lo fue por kilómetros (tan solo 20,95), por recorrido (El Piul en sentido horario, con alternativas 3, 4, 6 y 7, es decir, sin trialeras ni fuertes subidas) y por ritmo (más que lento). Hemos titulado así por lo que Libélulo, Cata y Zorro se encontraron durante la salida y que les hizo recordar aquellos maravillosos años de infancia que quedarían muy lejos en nuestra memoria si no fuera porque cada día nuestros peques nos recuerdan sin quererlo que alguna vez también fuimos niños.
Un árbol solitario fue el culpable de esa maravillosa nostalgia que capturó nuestras mentes, y que nos trasladó a una calurosa tarde de verano, después de ver en la tele a Marco sufriendo en busca de su querida mamá y la película de vaqueros de Sesión de Tarde, en la que nos juntábamos los amigos del barrio y disfrutábamos de innumerables aventuras alimentadas tan solo de nuestra imaginación, y saboreábamos inocentemente y sin casi darnos cuenta lo maravilloso que es vivir siendo un niño. Ese árbol, con cuatro tablas toscamente apoyadas entre sus ramas, una cuerda y un neumático viejo, en el que nos vimos jugando a piratas en busca del tesoro o a Tarzán de los monos, fue el domingo nuestra particular y curiosa máquina del tiempo que nos hizo recordar tiempos dulces, felices e intensos, y al tiempo darnos cuenta de lo maravilloso que en realidad es la vida para nuestros hijos e hijas. Sirva ese árbol como homenaje a éstos y éstas, y a nosotros, por lo que fuimos y, sobretodo, por lo que somos junto a ellos y ellas.

2 comentarios:

Licencia de Creative Commons
Este blog y todo su contenido está bajo una licencia de Creative Commons.