Club de ciclismo MTB+ROAD.
Rivas, Madrid, ESPAÑA
thinkbikerivas@gmail.com


31 ago. 2011

Tierras de Castilla

No hay nada como tener pueblo. O no tenerlo pero hacer uno tuyo; ese es mi caso. No hay nada como tener una vía de escape, un rincón tranquilo, un refugio. Y en mi pueblo, como en todos, no hay mucho que hacer, y el tiempo fluye tranquilo. Es una vuelta al origen, lejos de prisas. Todo tiene otro sabor. Incluso las salidas en bici son otra cosa, más pausadas, y se disfrutan de manera distinta.

Y en mi pueblo, como buena tierra castellana, los perfiles son más bien planos, largos pero planos. Las únicas cuestas aparecen cuando se baja al río y luego se sube de vuelta. Son cuestas pronunciadas pero cortas, así que si queréis hacer piernas en mi pueblo tendréis que bajar al río varias veces. Es lo que hay.

Pero lo que también tiene mi pueblo son grandes pinares resineros que se extienden de un pueblo a otro, y que hacen que la ruta se haga más llevadera por aquello de la protección solar. Pero no creáis que por ser tierra plana y con sombra la ruta es fácil, pues como buen pinar abundan los bancos de arena de río, en los que las ruedas se hunden, la bici se frena en unos casos o se desliza en otros (surfea incluso). Y no son bancos aislados y pequeños; al contrario, se extienden a lo largo del camino durante decenas de metros. En cualquier caso, esta circunstancia tiene su lado divertido.

El río es el Eresma, los pinares son los de las tierras de Coca, Navas, Nieva,…,  el pueblo la rica villa de Navas de Oro. Y de todo esto, aun no habiendo mucho que hacer, me gusta disfrutar en verano. Y cuando en cualquier otro lugar pasemos por un banco de arena y me preguntéis por qué lo paso airoso y con audaz técnica, yo os responderé orgulloso: "es que yo pedaleo por las tierras castellanas de Navas de Oro".

P1050612

0 comentarios:

Licencia de Creative Commons
Este blog y todo su contenido está bajo una licencia de Creative Commons.