Club de ciclismo MTB+ROAD.
Rivas, Madrid, ESPAÑA
thinkbikerivas@gmail.com


19 abr. 2010

IX MARCHA BTT COLMENAR VIEJO

Llegó el gran día, uno de los acontecimientos más esperados por nuestro club y para mi (Trípode) la prueba de fuego, por este motivo haré esta crónica de forma más personalizada (Zorro está más ducho en estas artes).

Creo que ahora todos estábamos en mejor forma que hace un año y por tanto esperábamos la llegada de la prueba con clara impaciencia.

Nos juntamos para salir: Filípides (123), Maigo (191), Zorro (77), Peli (111), Peluso (103), Trípode (432), Gallo (460), Cebo (104), Antonio (no recuerdo el nº). Filípides y Peluso deciden no salir por distintos motivos.

Salimos en grupo, pero en los primeros Kms primera parada porque Gallo pierde las “barritas” por el camino, por este motivo nos separamos del grupo, pero algunos metros más adelante, se me atasca la cadena (mal presagio), saludamos al grupo a la distancia, intentamos cogerles pero empiezan las primeras rampas y el tráfico de bikers nos lo impide. Más adelante, que alegría, el grupo nos está esperando, seguimos tirando más o menos juntos. Comienza a llover una vez más, desde la salida esto ha sucedido de forma intermitente, avanzamos por un camino con una ligera subida en la que aparecen unos pequeños embalses más que charcos, son el preludio del pequeño riachuelo que discurriría por el camino unos metros más arriba y que fue uno de los más bellos momentos de la ruta. Llegan las primeras bajadas y en una de ellas Gallo hizo alarde de un claro dominio de su bici pues bajó por unas rocas saltando y brincando casi volando, pero que dominio oye siguió como si tal cosa (yo ya estaba pensando en el helicóptero), más adelante en el primer avituallamiento, de nuevo juntos.

Comenzamos la segunda parte con el grupo algo partido, por una parte Maigo, Antonio, Gallo y yo y por otra parte Peli y Zorro ( Peli se queda sin el freno trasero y se queda a desmontarlo para continuar, vaya wuevs que tiene el tío para ir solo con el freno delantero), Cebo no se dónde está. Otra vez el cambio se me queda trabado (mal asunto). Después de pasar el pequeño túnel con agua y volviendo al camino después de unos Kms de “asfalto”, una joven nos pide ayuda, pues se le ha atascado la cadena, paramos Antonio, Gallo y yo (entendedlo era una joven biker), como era el comienzo de una bajada, Maigo nos pasa como alma que lleva el diablo y ni nos ve. Seguimos intentando alcanzarla, pero el camino es de bajada y conociendo a nuestra compañera, teníamos pocas posibilidades de cogerla pues ella le iba dando caña pensando en que nosotros íbamos por delante.

Sobre el Km 36 de marcha, aparece un camino con una bajada no muy pronunciada, pero con mucho barro donde las ruedas van donde quieren y es difícil dominar (que más quisiera yo) la bicicleta, de pronto veo a alguien en el suelo y a un par de bikers auxiliándole, el trazado y estado de la pista no me permite ver de quién se trata, pero algo me dice que debemos parar, algo me resulta familiar (lo hacemos Gallo, Antonio y yo) , joderr es Maigo, se queja del hombro y de un dedo, pero está conmocionada y casi no se da cuenta de la situación, la levamatos entre todos y mientras llamo al 112, empeza a desvanecerse y se opta por sentarla en el suelo donde pierde el conocimiento por unos segundos, algo después llegan Peli y Zorro y Cebo. Afortunadamente había un paisano con un Land Rover que se ofrece a llevarla al ambulatorio, Zorro se va con ella (obviamente) . Por algún mal entendido, Peli vuelve hacia atrás hacia Colmenar y el resto (creyendo que llegaríamos al mismo tiempo), seguimos hacia el 2º avituallamiento. Ya nos había pasado hasta la moto escoba. Comenzamos a tirar y aquí vino la otra parte del paisaje que nos hubiera gustado vivir en grupo pues el cruce del río una y otra vez ( en una de ellas a Gallo le llegaba el agua casi al trasero) fue alucinante, una gozada, pero deslucida por el percance de nuestra querida Maigo a la que mantuvimos en la cabeza el resto del recorrido (tambén a Zorro que estaría pasando lo suyo).

Como el ritmo que llevábamos era bueno, poco a poco fuimos alcanzando a gente que nos había pasado durante el tiempo que estuvimos parados. Por fin llegamos al 2º avituallamiento, desde donde cogimos la “ruta corta” para regresar a Colmenar y digo “corta” porque al final hicimos 60 Kms con unas señoras cuestas rodeando todo Colmenar y yo desde el Km 30 sin poder cambiar a plato pequeño, aunque no fui al único pues al que más y al que menos le falló esta parte mecánica de la bicicleta (Antonio fue otro de ellos).

Al final sin saberlo, aparecimos delante de la meta, debían ser las 3 de la tarde y mientras lavábamos las bicis, comenzó el diluvio, de aquí a la furgoneta: calados hasta la médula.

Después de secos, calientes y acomodados en el coche, al hospital a ver a nuestros compañeros Zorro y Maigo (pues los dos lo estaban pasando mal).

Finalmente: rotura de clavícula. La operarían hoy lunes por la mañana y estamos seguros de que dentro de muy poquito estará dándonos caña y amenizando con su conversación las salidas matinales de los domingos.

Como siempre la organización impecable, a pesar de la lluvia que hizo incómoda sobre todo la espera a la hora de recoger los dorsales y deslució el sorteo de premios así como la llegada de los bikers a meta, sobre todo de los que llegamos tarde y nos pilló el diluvio.

Una pena pero entre unas cosas y otras, no hubo ocasión de hacernos unas fotos.

12 comentarios:

Licencia de Creative Commons
Este blog y todo su contenido está bajo una licencia de Creative Commons.